AS

Si desea un logotipo que refleje la personalidad de su empresa, ya sea un ícono, símbolo o imagen; debe cumplir ciertos requerimientos gráficos para maximizar el impacto que tendrá en su público:

  • Visibilidad: La función básica de cualquier logotipo es que pueda ser visto cuando y donde deba ser visto. Para ésto, se deben analizar las circunstancias bajo las cuales el logo será visto, y así definir sus características.
  • Simplicidad: Se debe transmitir un mensaje sencillo y fácil de entender.
  • Excelencia Gráfica: El logotipo debe ser manejado competitivamente, esto quiere decir, que parezca estar hecho por un diseñador profesional: El trazo y las formas gráficas esten bien hechas y que sean estéticas.
  • Competencia: El logotipo, al igual que su empresa en general, debe diferenciarse de la competencia y de otros tipos de empresas. Debe motivar su opción de compra.
  • Poder de Retención: Es importante que el logotipo tenga la habilidad de mantener la atención de su cliente. Esto se puede lograr mediante una forma interesante en el logotipo.
  • Descripción: Debe sugerir o describir la naturaleza de la empresa, aún así no estemos familiarizados con la marca.
  • Perdurable: El logotipo no debe ser efímero.
  • Distinción: Debe parecer un logotipo y funcionar como tal. Una marca debe tener una respuesta antes de una pregunta.
  • Aplicación: Debe ser posible aplicar el diseño del logotipo en cualquier clase de impreso, publicidad o medio de comunicación. 
  • Reproducción: A pesar que hoy en día, casi todo se puede imprimir a color, es ideal que el logotipo también sea reconcible en blanco y negro. En periódicos u otros impresos, puede que impresión en blanco y negro sea una buena alternativa.
  • Buen Gusto: Debe hacerse estas preguntas: ¿Le gusta su logotipo? ¿Se sienten cómodos con él los empleados? ¿Pueden recordarlo? Ese es el primer, y muchas veces el más importante filtro al momento de evaluar su logotipo.