AS

En una impresión, una de las cosas más importantes es que te distingas por encima de tu competencia. Los acabados especiales permiten precisamente eso, da un acabado más fino y protege la impresión de daños por manipulación o suciedad.

Aquí les detallamos las opciones con las que cuentan y para qué tipos de trabajos son ideales.

Plastificado Brillante o Mate: Se aplica una capa muy fina de PVC. Se utiliza generalmente para proteger y realzar la calidad de un impreso. Es aplicado mayormente para tarjetas de presentación, tapas de revistas o carpetas.

Barnizado UV Brillante o Mate: Es un poco más económico que el plastificado, pero el acabado es prácticamente el mismo. Los tipos de impresiones en los que se utiliza son, de igual manera, prácticamente los mismos que con el plastificado.

 

Barnizado UV Sectorizado: Es un barniz aplicado a una zona concreta del impreso para destacar algo sobre el resto. Se utiliza como un segundo acabado, sobre el acabado plastificado o barnizado, con la finalidad de realzar aún más la impresión.

 

 

Barnizado Offset: Consiste en extender una capa fina de barniz transparente (brillo o mate) realizado sobre toda la superficie del papel. Este barniz sirve como protección para la imagen impresa, y es recomendada cuando se imprimen fondos de color grandes que se vayan a manipular muy seguido; ya que evita roces, ralladuras, huellas, etc. y da al impreso mucho mayor realce y vistosidad. Este tipo de acabado es más usual en volantes o formatos similares.

Ingresa a nuestra página de Facebook http://www.facebook.com/altamiragrafica, para saber más sobre como sacarle el máximo provecho a tu inversión en soluciones gráficas.